Nuestra planta se merece un “10”

Pensamos que la parte Este de la provincia de Ontario es una región muy especial. Durante el verano tenemos amplio acceso a los deportes acuáticos, y durante el invierno tenemos los "snowmobiles" y el ski a campo traviesa. Tenemos también un excelente teatro regional, el Upper Canada Playhouse, así como una población histórica acunada en la rivera del río San Lorenzo, Upper Canada Village. Además es la región donde está ubicada Ottawa, la capital del Canadá.

Sin embargo, y aunque parezcamos un poco tendenciosos, nosotros creemos que el mejor lugar en el Este de Ontario es Morrisburg, que es donde está localizada nuestra planta de manufactura, una planta de clase mundial.

Hay tres cosas que hacen del número 2 de Prospect Road un lugar muy especial:

  • Nuestras máquinas. Una de las razones por las que las fresas de nuestros competidores parecen comportarse iguales es que ellos tienden a comprar su equipo con los mismos proveedores. Como lo vemos nosotros, la forma de asegurarnos de que nuestras fresas no se parezcan a las demás es no sólo diseñando nuestras propias formas, sino diseñando también nuestras propias máquinas fresadoras. Por eso es que las máquinas que están en nuestra planta de Morrisburg no se encuentran en ninguna otra fábrica del mundo.
  • Nuestros procesos. Algunas fábricas se jactan de “cumplir con el estándar ISO.” Nosotros cumplimos con el estándar ISO 13485 de Canadá (CMDCAS), que muchos expertos consideran el conjunto de estándares más estricto del mundo. Estamos tan obsesionados con nuestro control de calidad que inspeccionamos nuestros productos hasta en diez diferentes etapas del proceso de producción.
  • Nuestra gente. Los canadienses son conocidos por su ética de trabajo excepcional, pero lo que hace destacar especialmente a nuestra gente es su tremendo orgullo. Porque no se contentan con fabricar la mejor fresa del mundo, sino que buscan hacer la fresa perfecta. Nuestros clientes pueden pensar que ya lo logramos, pero nuestros empleados le dirán que aunque nuestras fresas sean las mejores, no son totalmente perfectas. No por ahora, al menos.

Sin embargo, si acaso planea venir al Este de Ontario, deberá saber que no hacemos tours públicos de nuestra planta. Lo sentimos, pero no podemos arriesgarnos a que se nos cuele un competidor y trate de robarnos ideas.

Pero si está por aquí, venga a nuestras oficinas a saludarnos. Nos encanta conocer a otro verdadero conocedor de fresas.